Estados Unidos limita deportaciones en medio de una gran llegada de inmigrantes a su frontera

El último mes ha sido noticia la gran cantidad de haitianos que buscan entrar al país norteamericano.

Esta semana Estados Unidos limitó las deportaciones de indocumentados que no representen una amenaza para la seguridad del país. Esto, en medio de una difícil situación en la frontera con México que también ha sido noticia este mes.

“El hecho de que un individuo sea un extranjero posible de ser deportado no será por sí solo la base para proceder en ese sentido”, dijo el secretario de Seguridad Interior, Alejandro Mayorkas, en un memorando enviado al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE), recoge AFP.

Mientras, en la frontera con México sigue habiendo dificultades por la gran cantidad de personas que llegan. Uno de los casos más mencionados las últimas semanas es la de los haitianos.

Estados Unidos ya ha comenzado a deportarlos masivamente, mientras que en el vecino México tienen muchas dificultades para obtener refugio, como le dijo a EFE el titular de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), Andrés Alfonso Ramírez.

Entes de la ONU recordaron que en la última década la compleja situación de Haití, asolada por fenómenos naturales extremos y crisis políticas y sociales, ha obligado a miles a abandonar el país. Recalcaron que dentro de los haitianos en situación de movilidad en las Américas hay personas cuyos perfiles, motivaciones y necesidades de protección varían, lo que incluye niñez no acompañada o separada de su familia, víctimas de trata de personas y sobrevivientes de violencia de género.

Entre el 19 de septiembre y el 1 de octubre, los servicios de migración de EE. UU. fletaron 57 aviones para expulsar de su territorio a 6.213 migrantes haitianos, según datos divulgados por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). Aunque Washington ha reducido los vuelos de deportación a Haití desde la crisis provocada por el magnicidio del presidente Jovenel Moïse en julio. Unos 30.000 haitianos habían cruzado en el último año según datos oficiales.

Algunas de estas personas “tienen motivos bien fundamentados para solicitar protección internacional como refugiados. Otras pueden tener necesidades de protección distintas. El derecho internacional prohíbe las expulsiones colectivas y exige la evaluación de cada caso para identificar necesidades de protección a base del derecho internacional de los refugiados y de los derechos humanos”.