USCIS: los tres cambios que hacen más fácil obtener la residencia permanente y el permiso de trabajo

La nueva guía contempla procesos acelerados y extiende el plazo de autorización de empleo a dos años, entre otras cosas.

USCIS adoptó políticas que ahora ofrecen a  los inmigrantes la posibilidad de un proceso expedito. 

Bajo la política actualizada de criterios de agilización, los solicitantes de beneficios y los oficiales de USCIS reciben más orientación sobre cuándo se puede justificar el procesamiento acelerado. Además, las organizaciones sin fines de lucro cuya solicitud sea en apoyo de los intereses culturales y sociales de los Estados Unidos pueden solicitar el procesamiento acelerado, similar al procesamiento premium (o exprés), el cual se aplica mayormente a visas laborales como la H-1B.

El procesamiento acelerado es un servicio para situaciones especiales que USCIS considera para los solicitantes de beneficios que necesitan con urgencia que se adjudique su solicitud de beneficios de inmigración, explicó la agencia. USCIS revisa dichas solicitudes caso por caso. Bajo los nuevos criterios, las solicitudes aceleradas para no ciudadanos con una orden final de expulsión o no ciudadanos en procedimientos de deportación ahora se coordinan entre USCIS y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas. 

PRUEBAS Y AVISOS DE INTENCIÓN DE NEGAR

USCIS retornó a los principios de adjudicación de un memorando de junio de 2013 que instruía a los funcionarios de la agencia a emitir un RFE o NOID cuando existe la posibilidad de que la evidencia adicional podría demostrar que un solicitantes cumple los criterios para un beneficio de inmigración. 

Como parte de la política actualizada de la RFE y NOID, USCIS está rescindiendo un memorando de julio de 2018 que permitía a los oficiales de la agencia denegar ciertas solicitudes de beneficios de inmigración en lugar de emitir primero un RFE o NOID.

Esta política actualizada garantizará que los solicitantes de beneficios tengan la oportunidad de corregir errores inocentes y omisiones no intencionales. En general, un oficial de USCIS emitirá una RFE o NOID cuando el oficial determine que la información o explicación adicional puede ayudar para que el solicitante adquiera un beneficio de inmigración.

El gobierno de Trump implementó dos cambios que no solo complicaron los procesos de visas, también de la residencia permanente e incluso la naturalización. Los oficiales tenían el poder  de negar los beneficios sin pedir pruebas, lo que era considerado el inicio del proceso de deportación. 

Además, durante la administración del expresidente, se registró un incremento drástico de la RFE y NOID, que demoró los procesos. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *